A esta locación la tenía en mente desde que supe que iba a hacer este proyecto. El Cerro de La Gloria con sus bosques siempre me pareció un lugar buenísimo para fotografiar. A pesar de que estamos y vivimos en plena ciudad estuvimos en un lugar sin construcciones hechas por el hombre, entonces todo iría acorde al proyecto.
Después de la primera quincena de marzo el frío se empieza a notar. Y este día hizo mucho frío ya que, como algunos saben, al proyecto lo seguimos llevando adelante incluso después de la fiesta nacional de la vendimia ya que es un proyecto independiente y me pareció super importante tanto en lo personal como profesional, poder terminarlo.
Sin importarle el frío, Giuliana estuvo de 10 en la sesión. Un carisma y una buena vibra increíble. Tanto la reina como la coordinadora fueron excelentes conmigo, y no me olvido de la madre de Giuli que nos acompañó para apoyar a su hija con todo el orgullo que la madre de una Reina puede tener.
Las tres captaron rápido la idea del proyecto y eso ayudó mucho a que fluyan las fotografías teniendo un resultado re interesante. Estuve rodeado de mujeres heroínas, de grandes sonrisas y muy valientes. Nos divertimos muchísimo y el tiempo se pasó volando, tanto que se nos hizo muy de noche y no nos habíamos dado cuenta! jaja.
No es un concurso de belleza, son reinas.
Back to Top