Sobre mí

Desde hace ya varios años me dedico a mi pasión, sacar fotos, una actividad que más que trabajo, considero una forma de vida. Además, me ha permitido conocer y hacerme amigo de muchísimas personas alrededor del mundo, lo cual me encanta.
El impulso artístico ha estado siempre en mí; siendo chico recuerdo llenar con dibujos mis cuadernos de la primaria. Luego, al comenzar mis estudios superiores en diseño gráfico, supe que esa inclinación sería definitiva en forjar mi identidad como creativo.Mi objetivo es que todos mis clientes sientan que con mis imágenes capturo la esencia de aquello que quieren transmitir, ya sea un producto, pasando por bandas de música, hasta llegar a retratos corporativos.
Sin embargo, el lugar donde realmente me siento realizado con lo que hago es la fotografía de bodas. El ser capaz de compartir ese momento único en la vida de dos personas, atravesar todas sus emociones y participar en su día más importante, me ha dado más satisfacciones de las que nunca habría imaginado.
Recibir llamados de agradecimiento por parte de novias al día siguiente de haber fotografiado su casamiento, que se emocionen hasta las lágrimas al ver las primeras fotos que les entrego, y que logremos formar una amistad que trasciende la relación laboral, es algo que agradezco a diario y que me motiva a ser cada vez mejor en mi trabajo.
Lo más importante para mí y que me llena de gozo, es que cada imagen de esos instantes y emociones pueda quedar como un recuerdo indeleble, que hijos y nietos sigan disfrutando a lo largo del tiempo.
Hasta hace poquito, experimentaba todas estas cosas a través de las parejas que fotografiaba, pero finalmente me tocó el turno de vivirlas: en mayo de este año me casé con mi mejor amiga y amor de mi vida, y de pronto, entendí lo que significaba transitar este camino y empezar nuestra familia juntos. Por eso digo siempre que amo la fotografía, pero sobre todo, fotografiar el amor entre dos personas.
Mi servicio
Al contratar mis servicios, garantizo que yo seré el fotógrafo de la boda o sesión pactada, asegurando calidad de imagen, estilo e integridad creativa para todos los productos entregados. Esto también les da exclusividad para la fecha reservada.
Por otra parte, mis clientes se llevan todas las fotos que seleccione, en alta definición, editadas, y sin horribles marcas de agua, ya que son de su propiedad. También entrego copias en tamaño más pequeño para que puedan compartirlas fácilmente por la web.
Específicamente en las bodas, según el tipo de cobertura que elijan los novios, comienzo mi trabajo en el horario pactado, y me quedo hasta que concluye la fiesta – muchas veces ahí es cuando ocurren las mejores tomas ;-). Como me gusta que todos estén cómodos y disfrutando el momento al máximo, no me van a escuchar dándoles instrucciones o armando una pose, voy a ser como un ninja buscando las mejores tomas para contar su historia de la manera que ustedes lo merecen.
Todos sabemos lo que va a pasar en una boda, la sucesión de eventos del día; sin embargo, no sabemos nada, puesto que cada pareja añade algo de su propia identidad al mix. Y eso es lo más divertido de todo, y lo que voy a capturar en mis fotos de manera única y personal.
Algo que también me gusta mucho es hacer sesiones de compromiso, previas a la boda. Pueden ver algunas acá.
Si están emocionados por mi trabajo, yo estaré igual de emocionado por fotografiar su boda.


Volver arriba